Mindfulness y compasión

Mindfulnes y Compasión es un programa de entrenamiento de apoyo empírico, diseñado para cultivar la habilidad de la Compasión o amor incondicional hacia uno mismo.

Basado en la investigación de autores como Kristin Neff, Christopher Germer, Paul Gilbert, Javier García Campayo y Marcelo Demarzo.

Mindfulness y Compasión enseña principios básicos y prácticas que permiten a los participantes responder a momentos difíciles en sus vidas con amabilidad, atención y comprensión, sanando la relación consigo mismos.

¿En qué nos ayuda?

  • Dejar de tratarse a sí mismo con dureza.
  • Manejar las emociones difíciles con facilidad.
  • Motivarse a sí mismo dándose ánimo en lugar de criticarse.
  • Transformar relaciones difíciles, tanto antiguas como nuevas.
  • Llegar a ser el mejor cuidador para uno mismo.
  • Aprender ejercicios de mindfulness y de auto-compasión para la vida cotidiana.
  • Saborear la vida y cultivar la felicidad.
  • Comprender la teoría y parte de la investigación que están detrás de la auto-compasión.

El acoso moral

El maltrato psicológico en la vida cotidiana

A lo largo de la vida, mantenemos relaciones estimulantes que nos incitan a
dar lo mejor de nosotros mismos, pero también mantenemos relaciones que nos
desgastan y que pueden terminar por destrozarnos. Mediante un proceso de
acoso moral, o de maltrato psicológico, un individuo puede conseguir hacer
pedazos a otro. El ensañamiento puede conducir incluso a un verdadero
asesinato psíquico. Todos hemos sido testigos de ataques perversos en uno u
otro nivel, ya sea en la pareja, en la familia, en la empresa, o en la vida política y
social. Sin embargo, parece como si nuestra sociedad no percibiera esa forma de
violencia indirecta. Con el pretexto de la tolerancia, nos volvemos indulgentes.


El acoso moral. El maltrato psicológico en la vida cotidiana (Marie-France Hirigoyen)

Terapia EMDR

Terapia EMDR (Desensibilización y reprocesamiento mediante movimientos oculares), es una terapia basada en la evidencia y está recomendada por la OMS y la APA para el tratamiento del estrés postraumático. El EMDR combina elementos teórico-clínicos de distintas orientaciones. Para muchos pacientes, EMDR es una forma de tratamiento muy potente y experiencial puesto que además de prestar atención a los pensamientos y a las emociones, presta atención al cuerpo, como lugar de expresión del dolor.

En 1987, Francine Shapiro, psicóloga norteamericana, descubrió que los movimientos oculares voluntarios reducían la intensidad de la angustia de los pensamientos negativos. Inició una investigación en 1989 con sujetos traumatizados en la guerra de Vietnam y víctimas de abuso sexual para medir la eficacia del EMDR.  La Terapia EMDR reducía de manera significativa los síntomas del Trastorno por Estrés Post Traumático en estos sujetos. Hoy en día su aplicación e investigación se está extendiendo a todos los campos de la psicología.

Evidencia científica

 

Preguntas frecuentes

¿Qué es la Terapia de los sistemas de familia interna, IFS?

IFS (Internal Family Systems) o Terapia de los sistemas de familia interna. La terapia IFS creada por Richard C. Schwartz, Ph.D. está basada en la multiplicidad de la mente, el pensamiento sistémico y la teoría del apego. Es un modelo no patologizante que ayuda a las personas a relacionarse consigo mismas de forma amorosa y armoniosa. Promueve la idea de que cada persona tiene la capacidad de sanar por sí misma y convertirse en la principal figura de apego/apoyo para las partes más vulnerables de su personalidad y aquellas que han cargado con traumas.

En primer lugar hace que dirijamos la mirada a nuestro mundo interno, algo a lo que no estamos muy habituados, para así descubrir a nuestra gran familia interna, un conjunto de partes de nuestra personalidad (pensamientos, emociones, sensaciones, imágenes, fantasías) que se estructuran para proteger a otras partes más vulnerables.

Esta terapia nos ofrece pasos concretos para lograr un mayor control sobre nuestras reacciones impulsivas o automáticas, nos ayuda a transformar esa voz interna crítica en una voz de apoyo, y a eliminar sentimientos de inutilidad. Es capaz, no sólo de reducir el ruido interno de nuestra mente, sino también de crear una atmósfera de armonía y paz, aportándonos una mayor confianza, claridad y compasión hacia nosotros mismos y hacia los demás. En definitiva, nos reconcilia con nosotros mismos, con el mundo y con la vida.

En mi opinión, y basándome también en la opinión de muchos de mis pacientes, es una terapia muy inspiradora, cariñosa y no invasiva, fácil de entender, que favorece la conciencia plena, el autoconocimiento y el cese de la lucha interna (o, en palabras del creador, la logra la armonía del sistema).

Gracias Richard Schwartz! Eres mi genio humano favorito.

Ana Clara Rodrigo